A la hora de hablar de marketing, uno de los principales objetivos es conectar la marca con el cliente de la manera más cercana posible. Precisamente, el storytelling es una excelente estrategia no solo para persuadir al lector, sino también para crear un mayor vínculo con un producto.

Sin embargo, hacer storytelling no es cualquier cosa. No es contar historias de manera simple, se trata de utilizar técnicas y herramientas efectivas para transmitir un mensaje que llegue al receptor de una forma reflexiva y emocional. ¿Quieres saber más acerca de este tema?

¿Qué es y cuál es la importancia del Storytelling?

Esta estrategia es un arte que permite desarrollar historias en texto y web. Estas se adaptan de manera perfecta a la marca de un producto e incluye personajes, escenarios, conflictos y un mensaje que debe despertar emociones en el lector. Solo de esta forma, la estrategia de marketing cumplirá su cometido.

Es posible que te estés preguntando por qué es necesario contar buenas historias que involucren a tu marca, la respuesta es un poco amplia. No obstante, si creas una narrativa interesante y que conecte de manera afectiva al cliente con tu marca, conseguirás el desarrollo de ideas y la identificación del usuario con esa historia en particular.

Además, es más fácil transmitir el mensaje mediante un cuento y te amplía las posibilidades de utilizar recursos digitales y de marketing que generen mayor persuasión en los clientes.

Elementos del storytelling

Es necesario aclarar que todo Storytelling no es una narrativa, aunque sí comparte algunos elementos. El arte de contar historias no es similar a una narrativa, ya que esta estrategia significa transmitir el valor de la marca de una forma más creativa, dinámica y divertida.

Por supuesto, el contenido siempre será el factor más relevante, ya que involucra los personajes, la ambientación y los conflictos. Con algunos ejemplos de storytelling te describiremos cada uno de estos elementos.

En el caso del personaje puedes ser tú, que debes estar motivado a enfrentar el conflicto, el cual encierra el propósito de saber más sobre Storytelling. Esto te lleva a iniciar una jornada de consumir un producto innovador que solucione el problema.

Por su parte el ambiente es Internet, que puede estar escenificado por una red social, un e-mail o Google. En lo que se refiere al mensaje no puede ser informado aún para que el conflicto no sea resuelto de manera tan rápida, así tendrás mayores posibilidades de crear mayor expectativa sobre un producto o servicio en particular.

Consejos para crear el mejor storytelling

Si quieres aprender a realizar un storytellig que impacte a tu audiencia es necesario que apliques las siguientes recomendaciones.

La historia debe motivar y cautivar al lector

A la hora de cumplir los objetivos del marketing de contenidos, la motivación es imprescindible para causar emociones. Por eso, es necesario estudiar a los clientes para involucrar sus necesidades y principales afectos dentro de la historia. Todo esto le permitirá escanear esa historia para vincularla con su propia vida.

Las emociones, un factor clave de engache al cliente

Si sensibilizas al usuario con tu historia, habrás ganado un camino importante. Por eso, si el cuento emociona el cliente se habrá identificado de alguna manera u otra con tu marca. A pesar de ser un dato intangible, puedes estar seguro que se ha generado un mínimo vínculo con tu producto.

El leitmotiv debe estar presente en la historia

Uno de los principales objetivos debe ser que los usuarios se sientan identificados con el leitmotiv que se repite a lo largo de la historia, y por su puesto con la propia marca. El leitmotiv es el símbolo que se menciona varias veces durante el cuento y es la razón de ser del contenido.

Se debe despertar la curiosidad del cliente desde el inicio

Desde que la historia comienza debe tener un elemento que enganche al cliente. Si no cautiva desde el principio es posible que el comportamiento del consumidor sea  abandonar el contenido porque no le interesa. Por eso, es necesario tocar las necesidades y emociones de la audiencia desde un primer momento.

Las dualidades aportan realidad a la historia

Los conflictos nunca faltan en la vida real. Por eso, si creas nudos o dualidades dentro de la narrativa es posible que el consumidor se interese más en tu producto. De esta manera, se genera incertidumbre y el cliente se sentirá identificado con la marca.

La sencillez evoca la marca

Una historia clara y sencilla será más fácil de recordar por el cliente. Por eso, no es necesario incluir muchos elementos dentro de la narrativa. No obstante, es importante añadirle fuerza e impacto emocional. Además, si la historia deja huellas, muchas personas la seguirán y permitirá que más usuarios conozcan el producto o la marca.

Mayor conexión con el cliente

Ser empáticos con el cliente es una de las estrategias dentro del Storytelling que le añadirá mayor valor. Y precisamente es uno de los elementos que algunas empresas no le dan importancia y por eso desconocen por completo las necesidades del usuario.

Por eso, cuando conviertes al cliente en protagonista de la historia podrás conocer con mayor facilidad sus necesidades. Consecuentemente, podrás lanzar productos y construir marcas que respondan mejor a tus necesidades

Generar confianza en los consumidores

No solo es necesario que un cliente se sienta identificado con tu marca, es importante que valore el producto y le genere confianza. Así podrás fidelizar a los consumidores y que estos se conviertan en compradores frecuentes.

Las promesas no deben faltar

Si prometes algo con tu producto o marca no solo fortaleces la confianza del consumidor, sino que también captas y mantienes la atención del cliente. Creas expectativas con los beneficios que ofrece el producto o servicio. No obstante, recuerda que no solo es prometer, se trata de cumplir esas expectativas e incluso superarlas para que el cliente se mantenga y sean un mecanismo de promoción a otras personas.

La magia, un recurso único y original

Hoy tienes a tu alcance decenas de herramientas digitales para convertir tu historia en contenido auténtico y atractivo. Por eso, es importante que no falte la creatividad en tu storytelling. Así podrás crear mayor identificación con el usuario y es posible que puedas mantener tu marca por muchas generaciones.

Sin duda, el storytelling es un recurso extraordinaria para vender tu producto. Solo debes prestar atención a cada una de las herramientas que giran alrededor de crear una historia interesante. De esta forma, tu marca no solo se convertirá en una referencia importante dentro del mercado en cuanto a creatividad y promoción. También será la creadora de productos necesarios para el público consumidor.